Badabun te recomienda

10 RAZONES de por qué una mujer NUNCA debería ser PRESIDENTA. La #6 lo resume todo.



Mujeres No! La presidencia no es su asunto. Los negocios son cosa de hombres, suya es la victoria y riqueza en la que ahora se encuentra este País, a su gran capacidad y disciplina debemos la libertad y la  enorme prosperidad que nos espera a largo, a muy largo plazo…
Estas son las 10 razones por las cuales una mujer NUNCA debería ser presidenta. Corremos el riesgo de perder el puesto #1 como el país mas corrupto del mundo, y eso, eso no lo podemos permitir señores. 

1. Son demasiado buenas administrando el dinero.
Porque aunque millones de individuos las consideran despilfarradoras, un mujer exitosa sabe perfectamente el significado de “administración” y es capaz de hacer muchísimo más con menos recursos. Porque tener una mujer como presidenta aumentaría la infraestructura de este País y evitaría el flujo innecesario de recursos que injustificadamente sexenio tras sexenio se pierden  tras cada administración.

2. Una mujer sería incorruptible.
Porque una mujer como presidenta evitaría que la riqueza de la minoría fuera posible. Porque una verdadera mujer sabe ser honesta y fiel a sus principios, valores e ideales. Porque ese bello ser conoce y cree firmemente en el compromiso, manteniéndose fuerte y sin defraudar jamás a quienes confiaron en ella. 

3. Muy organizada. 
Porque una mujer en la presidencia sería lo suficientemente capaz de realizar un verdadero plan de trabajo, que le permitiría cumplir con eficiencia y disciplina todas las  responsabilidades que implica su cargo.


4. Extremadamente inteligentes
Porque una mujer sentada en la silla presidencial no estaría como adorno, sino enfocada en sus metas y alerta a las oportunidades a las que el sexo fuerte, hasta el momento se ha cerrado en su nulo espíritu visionario.

5. Reservadas.
Porque pese a los momentos que vive el País, una mujer como presidenta sabría guardar silencio y al mismo tiempo usarlo a su favor. Porque su inteligencia la lleva de la mano y sus evidencias ligadas a la discreción. 

6. Valientes.
Porque una mujer como presidenta no sería títere de nadie, ni marioneta reproductora de ademanes, gestos y diálogos estudiados y convenientes a los intereses de otros. Porque sus agallas no le permiten amedrentares ante amenazas, golpizas, encarcelamientos o asesinatos,  ni corromperse como aquellos quienes  aceptaron sobornos, subsidios, cargos y elogios a cambio de su silencio  y absoluta obediencia.


7. Honestas 
Porque tener una mujer como presidenta implicaría un paro inmediato a los abusos e injusticias que suceden en nuestro país todo el tiempo, ya que definitivamente su carácter y sensibilidad no podrían soportarlo.


8. Trabajadoras.
Porque una mujer como presidenta lograría que todos los funcionarios públicos desquitarán realmente el elevado e injusto salario que ganan por sentarse detrás de un escritorio, cuando el verdadero trabajo, a ese al que ellos mismos llaman el “trabajo sucio”, “Vergonzoso”, “ de la prole”, ese trabajo que hasta el momento es lo que ha mantenido a este País y lo que lo sigue convirtiendo en un Estado de riquezas naturales y tesoros culturales, es realizado realmente por aquellos quienes con orgullo gozan de llamarse verdaderos mexicanos.

9. Imparciales.
Porque una mujer en la presidencia se mantendría hambrienta de justicia y objetiva ante sus decisiones. Porque su firmeza no le permite quebrantamientos, ni su ética la inmoralidad o inclinación, porque no espera el agradecimiento de nadie, sino el derrumbe de la dictadura.

10. Constantes.
Porque una mujer como presidenta no pretende vivir del prestigio y entiende que su función no culmina con un solo hecho, sino que se mantiene de la constancia de los mismos. Porque no espera ser reconocida por sus actos pero si recordada por sus victorias y legados.

Porque simplemente una mujer en la presidencia daría un giro irreversible al futuro de nuestro país, algo para lo que México jamás estará preparado, por ello, una mujer nunca debería ser presidenta.

Si estás de acuerdo con estos puntos comparte esta nota. Evitemos juntos que una mujer llegue a la presidencia por qué sería el final del compadrazgo de altos funcionarios, y perderíamos ese tan valioso primer lugar como el país mas corrupto del MUNDO. 

Presidenta es la forma femenina de presidente. Fue finalmente aceptada por la Real Academia Española en el Diccionario.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad